Agua en planeta enano Ceres

Desde su descubrimiento en el año 1801, Ceres ha dado siempre de que hablar. Primero se lo consideró un cometa pero sin cola, luego se lo trató como un planeta ya que estaba ubicado en la zona que predecía la ley de Titius-Bode, pero 50 años más tarde al comprobarse que era muy pequeño para ser considerado planeta se lo rebajó a la categoría de asteroide, ya que además se orbitaba en el Cinturón de Asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter.

Desde el año 2006 la suerte cambió para Ceres. La Unión Astronómica Internacional lo elevó a la categoría de Planeta Enano y esto tal vez produjo un nuevo e interesante impulso en su estudio.

Los análisis realizados al Planeta enano Ceres daban por seguro que había una gruesa capa de agua congelada en su superficie, en enero de 2014 la suerte volvió a favorecer a Ceres al descubrirse que el agua se evapora en ciertas épocas del Año.

En un artículo publicado en la revista nature se informa que Ceres evapora mediante sublimación una cantidad de agua aproximada de 6 Kilogramos por segundo (la sublimación consiste en pasar desde el hielo a vapor de agua sin pasar por el estado líquido de la misma), estas evaporaciones ocurren cuando el Planeta Enano está más cerca del sol. Aunque no se descarta que los chorros de vapor sean causados por volcanes subterraneos.

El observatorio espacial Herschel que se encuentra orbitando en uno de los puntos de lagrange a un millón y medio de kilómetros de La Tierra ha sido el responsable del importante descubrimiento. Se sabía que los cometas estaban formados por hielo, pero se sospechaba que otros objetos como los asteroides podían también contener agua, de ahí la importancia de este hallazgo.

Ceres, el planeta enano más pequeño del sistema solar, contiene vapor de agua según ha demostrado un equipo de investigadores gracias a las observaciones de la sonda Herschel de la Agencia Espacial Europea.

“Hemos constatado la existencia de hielo en la superficie de Ceres, que sublima y se convierte en vapor, esta es la primera vez que hemos descubierto agua en el Cinturón de Asteroides y además prueba que Ceres tiene una superficie de agua congelada y una atmósfera que pronto podremos determinar” afirmó Michael Küppers uno de los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) que llevaron a cabo la observación.

Las sublimaciones de agua se producen en dos zonas donde Ceres es más oscuro por lo que seguramente al absorber más eficientemente los rayos solares aumenta la temperatura de la zona derritiendo el hielo en gas.

Este descubrimiento aumenta las espectativas de la misión Dawn del JPL NASA que ya ha visitado al asteroide Vesta y que llegará al CERES en el año 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *