Cometa muerto durante 58 años produce lluvia de estrellas

Cometa que se creyó muerto durante 58 años produce lluvia de estrellas

Un análisis, de cuatro años, determinó que el cuerpo celeste estudiado sí registra actividad.

Todo comenzó cuando dos equipos de investigadores japoneses quisieron saber dónde se originaba un tipo de lluvia de meteoros llamada fenícidas (debido a la constelación del Fénix), y entonces lograron comprobar que un cometa que se creyó muerto durante 58 años en realidad sí tenía actividad, mínima, pero suficiente para causar este fenómeno.

Decididos a analizar lo que sucedía con la lluvia de fenícidas, los científicos se dividieron en dos grupos, unos observaron la lluvia de meteoros en Carolina del Norte, Estados Unidos, y otros lo hicieron desde isla La Palma, en España.

Los investigadores llevaron cinco telescopios con alta sensibilidad a cada lugar. La observación se hizo el 1.° de diciembre del 2014, pero el análisis tardó más de dos años.

Ese día, la nubosidad impidió ver por completo el fenómeno en tierras españolas, por lo que se pidieron imágenes a laboratorios de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y de la Universidad Oeste de Ontario en Canadá.

Tras analizar la información, los científicos dieron con algo que no se esperaban: el “padre” de estas fenícidas era el cometa Blapain, uno que se creía muerto desde hacía 58 años y no había registrado actividad probada desde entonces.

Credito Facebook: https://www.facebook.com/meteorosymeteoritos.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *